Rhapsodia Milenaria

Amanece y piense, concéntrese. Me viene a la mente sobre que lucharé. Perderé el instante, aunque insignificante del placer de beber, porque no cederé, siempre ganaré.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Rebusco, revuelvo y luego escupo. Diálogo moderno post apocalíptico, pero grito, te apabulló y hasta insulto. Si no estás conmigo simplemente eres alguno.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Las redes sociales son mi campo de batalla. Mi fuente de energía, la razón de mi vida, impulsa mi ego, alimenta mi rabia. Cierto, falso, sin sentido, solo tengo que luchar.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Discrimine sin saber. Si no está conmigo no puede pertenecer. Como no observó un marginado socioeconomico, te tildó de excremento colectivo parte de la élite.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Los trends, los memes y la cantidad de friends. Los likes, los smiles, Los Followers, son importantes o si no me vuelvo irrelevante. Temo la frase “Hello eso es tan 2010”.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Desmembrados en Siria, mutiladas en África, selfie occidental implorando muchos likes todo por la causa. Crítico las lecturas Más no las leo.

Yo soy milenial y todo me ofende.

Si no estás de acuerdo, no estás de moda. Y si tienes mente propia, no eres tendencia. Dependiendo de los likes, elijo mis batallas. Por aceptación cedi mi privacidad.

Y por eso, yo soy milenial y todo me ofende.

Leave a Reply